Archivo de la etiqueta: adolescentes

Libros necesarios para bajar a la piscina

Hoy os traemos varios libros que, siendo muy fáciles de leer, recordaréis durante mucho, mucho tiempo. Son una delicia porque, mientras estáis leyendo estáis aprendiendo cosas nuevas y tenéis nuevas visiones sobre la vida. Sin más dilación, ¡vamos a empezar!

La primera obra de la que os quería hablar es de Pupila de Águila, una novela con la que vuestros padres se darán cuenta de que habéis dejado de ser niños para pasar a ser señoritos y señoritas.

No, aunque pueda parecerlo no me he vuelto loca. Veréis, Alfredo Gómez Cerdá nos cuenta en su libro la historia de Martina e Igor, una pareja de adolescentes que se conocen en el hospital tras un intento de suicidio de Igor y un ingreso de Martina. Juntos, quedan para descubrir quién verdaderamente el hermano de Martina.

Pupila de Águila es una de esas novelas que, por alguna razón que desconocemos, te enganchan hasta tal punto que terminas devorando el libro, no literalmente claro, pero que se lee muy rápido y es súper fácil de entender.

Sin duda, una de las mejores obras juveniles para empezar a disfrutar de la lectura que, como ya sabéis, es el objetivo de teatrura.

Portada de la edición de Gran Angular

Si tenéis hermanos más pequeños, de 11 años o así, y además se acerca su cumpleaños o le queréis reglar algo por las buenísimas notas que ha sacado este año, os recomiendo sin duda Un amigo en la selva, también de Alfredo Gómez Cerdá.

Con este pequeño libro vuestro hermano lo pasará genial leyendo en la piscina y, además le tendréis varias horitas entretenidos mientras vosotros os bronceáis en la piscina.

Un amigo en la selva es uno de esos libros que traspasa fronteras y que no conoce el paso del tiempo. Nico viaja hasta Guinea para encontrar a sus padres, desaparecidos en un accidente aéreo pero, en mitad de su búsqueda se pierde en el bosque y encuentra al que será su mejor amigo allí, Senka, hijo del jefe de la tribu que quieren liberar de los exploradores.

Los contrabandistas esclavizan a los habitantes de la tribu de Senka para conseguir un diamante que otorga poderes mágicos, según la leyenda. Pero, el problema llega cuando estos se dan cuenta de que solo el hijo del jefe de la tribu puede hacer que funcione… Una novela muy fácil que conseguirá que cambiéis el viaje a Disneyland por Guinea, os lo aseguro.

 

La otra gran obra que no os podéis perder y que tiene un poder increíble es Rebeldes de Susan E. Hinton.

Portada de Rebeldes

La escritora cuenta la historia de Ponyboy, un chico de 14 años huérfano que crea un grupo de amigos, los Greasers,  con quienes comparte momentos que rozan la ilegalidad. Tras una pelea con un postizo hermano mayor, Ponyboy decide escaparse de casa con su mejor amigo Johnny de 16 años y claramente deteriorado psicológicamente por una pelea contra la banda contraria,  los “Socs”.

Cuando Ponyboy decide que a alternativa a la situación de su casa no puede ser huir, intenta regresar, pero una pela contra los niños ricos Socs le cambiará la vida por completo…

Muy buenas alternativas ahora que llega el buen tiempo, aunque hoy en Madrid hace un día nublado, mientras estáis tranquilamente en la piscina relajándoos del estrés de los exámenes.

A.

Vamos con una de clásicos

Que no cunda el pánico que La Celestina está muy bien pero para más adelante. Todos habéis visto las películas de Disney (si no es así corred ahora mismo a verlas todas, ya tenéis plan para esta tarde: maratón de cine Disney).

Prácticamente todas las obras de Walt Disney pertenecen a obra literarias, es decir, son adaptaciones en las que cambian algunos detalles (a veces no son detalles sino que sólo coge a los personajes).

Por eso hoy en Teatrura queremos que, para tener juicio y disfrutar aún más de las pelis del mago de la adaptación de dibujos, leáis algunas de las obras originales.

Ilustración Alicia en el País de las Maravillas

La primera de ellas es Alicia en el País de las Maravillas, un libro muy rápido y fácil de leer de Lewis Carroll en el que cuenta la historia de una niña, Alicia en el País de las Maravillas que… bueno la historia nos la sabemos pero, lo que pretendemos es que olvidéis la peli de Disney y os imaginéis a vuestra propia Alicia.

¿Por qué tiene que ser rubia? Esa es la gracia de la literatura que, aunque el autor la describa como rubia vosotros podéis ponerle el pelo rosa si queréis. ¡Es vuestra imaginación y nadie puede entrar en ella!

Tal vez muchos de vosotros hayáis oído hablar de ella o, incluso, hayáis ido al cine a verla. Estoy hablando de la adaptación de Alicia tras el espejo, que hizo Tim Burton. Se que la película se llamaba Alicia en el País de las Maravillas pero  esta basada en estos dos libros más el de Lo que Alicia encontró allí. Todos los libro en los que se basó la productoda Disney, porque sí, esta también la hizo Disney, son del autor Lewis Carroll, el creador de Alicia.

Ilustración de Peter Pan

El niño que no quería crece, Peter Pan… A todos en algún momento, y más si tenéis hermanos pequeños, nos hubiera gustado volver a cuando teníamos tres o cuatro años y nuestra máxima preocupación era el dibujo que escoger para colorearlo o el juguete que nos iba a entretener toda la tarde.

James M Barrie escribió la novela The story of Peter Pan and Wendy, es decir, La historia de Peter Pan y Wendy.

Como bien he comentado al principio de la entrada, las películas del cineasta son adaptaciones, por la que los libros no son iguales sino que tienen diferencias notables. Una de ellas está en el final, para lo que tendréis que leer el libro para saberlo.

Disney no es el único que ha cogido los clásicos para llevarlos al cine.

Recordad que, en el mundo existen lugares maravillosos donde podéis conseguir los libros. Se llaman bibliotecas y podéis acudir a ellas para no dejaros la paga mensual en todos los libros que os aconsejamos. Además, gracias a ellas ahorraréis espacio en vuestras habitaciones para comprar otros libros que os interesen más.

Si conocieras el tiempo tan bien como lo conozco yo-dijo el Sombrerero-, no hablarías de derrocharlo como una cosa. El tiempo es una persona.”

Lewis Carroll. Alicia en el País de las Maravillas. 

 

A.